The Market Diaries [Matariki Festival]

Every year, the rising of the Matariki Constellation announces the beginning of Te tau hou, the Māori New Year. Which is usually celebrated  with 31 days of culinary events, performances and concerts. Te tau hou historically occurred at the end of harvest season, where most could fill the storage houses with food and come together to celebrate the end of a year and the beginning of the one to come.

Auckland was filled with Matariki Events during the months of June and July, including a Matariki festival weekend at the Silo Park to celebrate the end of the festivities.

7

After being cancelled on Friday due to the weather and arriving late on Saturday which meant I missed it, I finally went of Sunday.When I arrived, I cached the end of the Royal Oak Primary School performance, where they sang a few Hakas and Māori songs.

The Market itself was quite simple and I’m pretty sure they used the usual Silo Market stalls, what I did see that I’ve never seen in one of the Silo Markets was  The Food Truck, which is usually placed down in City Work (Wellesley street west) and a few other food trucks that are usually scattered around the city (Britomart, etc)

1

I think the most Matariki events where actually inside the Silos. One of the things Māori culture is most recognizable for is its tattoo culture, once inside the silo there was a placed reserved for live tā moko tattooing where a tattoo artist was actually doing a live tattoo on somebody’s leg,also there was a couple playing music and singing,and finally the most funny guy explaining Māori carving techniques while someone else was finishing a sculpture.

That’s all for today, I was a bit disappointed with the fact that there was meant to be a whole light and sound show on Friday night and it was cancelled due to “rain and winds” possibility and there was nothing of the sort the next days, but other than that I guess it was a fun experience.

Until next time. Jules.-

[Spanish Version]

Cada año, con el alza de la constelación de Matariki se anuncia el comienzo de Te hou tau​​, el Año Nuevo maorí. Que por lo general se celebra con 31 días de eventos gastronómicos, espectáculos y conciertos. Te tau hou históricamente se inicia al final de la temporada de cosecha, donde la mayoría podía llenar sus casas con alimentos y se hacían reuniones para celebrar el final de un año y el comienzo del siguiente.

Auckland se llenó de eventos para festejar el Matariki durante los meses de junio y julio, incluyendo un fin de semana del festival Matariki en el Silo Park para celebrar el fin de las festividades.

Después de haber sido cancelado el viernes debido al clima y que básicamente le erre al horario y llegue tarde el sábado, finalmente logré ir el Domingo. Cuando llegué, alcanze a ver el final de la actuación de la Escuela Primaria de Royal Oak, donde un grupo de chicos cantaron algunos Hakas y canciones maories.

El mercado en sí era bastante simple y estoy casi segura de que usaron los mismo puestos de Market del Silo habitual. Lo único nuevo que vi fue el “Food Truck” que es un camión de comidas que por lo general se encuentra dentro del complejo “CIty Works” (Wellesley street West) y algunos otros camiones de comida que normalmente se encuentran dispersos por toda la ciudad (Britomart, etc)

Creo que la mayoría de los eventos Matariki estaban en realidad dentro de los silos. Una de las cosas por la que la cultura maorí es más reconocida es por su cultura del tatuaje, dentro de uno de los silos había un puesto reservado donde un tatuador hacia tatuajes del tipo “ta moko” cuando entre estaba haciendo un tatuaje gigante en el gemelo de alguien, también había una pareja tocando cantando y finalmente un tipo muy divertido que explicaba las técnicas de talla maoríes mientras que otra persona estaba terminando una escultura.

Eso es todo por hoy, me quedé un poco decepcionada con el hecho de que habia un evento el viernes a la noche con luces, sonido y proyecciones sobre los silos y fue cancelado debido a la posibilidad de “vientos y lluvia” posibilidad y no hubo nada de eso en los otros días, pero aparte de eso creo que fue una experiencia divertida.

Hasta la próxima. Jules. –

Advertisements